“Unas veces se gana y otras… se aprende” B. Mir

TED 2015 Mir¿Os habéis preguntado alguna vez cómo sería asistir a un evento TED? Nosotras hemos tenido la oportunidad de participar en el último encuentro sobre educación desarrollado el pasado 22 de enero en Barcelona.

Tal vez algunos de vosotros no conocéis este formato. Pues bien, las charlas TED son un evento anual donde pensadores y emprendedores son invitados a compartir aquello que les apasiona. Aunque este tipo de evento empezó a realizarse en 1984, es recientemente cuando, gracias a la difusión de los vídeos de sus participantes más importantes (Ken Robinson o Chimamanda Adichie entre otros y otras), su popularidad ha aumentado de forma creciente como un lugar de visibilización y difusión de iniciativas que pretenden cambiar el mundo desde una transdisciplinariedad creativa. Los vídeos de los diferentes ponentes de los encuentros (que suceden en todo el mundo) pueden localizarse fácilmente en internet, compartirse y disfrutarse desde YouTube, aportando posibilidades y entusiasmo a los profesionales esperanzados de todos los campos.

TED 2015 2El formato TEDx, al que nosotras asistimos, además posee una peculiaridad, se trata de un programa de eventos locales, auto-organizados sin ánimo de lucro. En nuestro caso, concretamente, en la ciudad de Barcelona y en torno a la Educación.

Sin embargo, sobre estas bases y desde su inicio, este evento TEDx iba a tratarse de una experiencia diferente. Llegada al evento, acreditación y recogida de la bolsa TED y en ella, publicidad, material de dibujo, escritura, una camiseta, y… una zanahoria. Sabíamos que María Acaso estaba en el ajo , así que estábamos preparadas para un evento disruptivo. Muchos de los participantes seguramente estuvieron esperando al “momento zanahoria”, aquel en el que alguno de los ponentes les pediría utilizarla, hasta que, vencidos, descubrieron sus propios usos… pues este era un evento para romper con parte de la estructura tradicional de los eventos Ted y así reflexionar sobre nuevas metodologías y arquitecturas que favorezcan un cambio real en la educación.

En esta línea nos parecieron especialmente importantes las aportaciones de algunos de los ponentes. Nos quedamos con la humildad, sencillez y gran valentía de las propuestas de Boris Mir (@lamirada) y la comunidad educativa que forman el Colegio-Instituto Las Vinyes. (http://ielesvinyes.net/) Un centro público donde la ilusión con grandes dosis de realidad se transforma en proyectos para un mundo que existe, el que está fuera del aula, y que los alumnos abordan en colaboración con sus familias, los docentes, y la comunidad local.

También nos conquistó Álvaro Solache (@solache) y sus “Castellers” a ritmo de BeatBox, trabajando el conflicto en las comunidades, a través de la confianza, la fuerza, el equilibrio, el compromiso, la comunicación, construyendo castillos humanos para llegar a un mismo objetivo, la comprensión del otro. Con su energía arrolladora llegaron al escenario cantando Mazinger Z, superhéroes reales demostrando lo que eran capaces de hacer.

TED 2015 3Anne Marie Imafidon (@aimafidon), desde U.K. nos habló de la importancia de romper con los estereotipos de género asociados a las profesiones científicas. Promoviendo las carreras científicas entre las mujeres a través de star-ups tecnológicas como su proyecto “Stemettes”.

Y nos quedamos con las ganas de ver a Claudia Urrea, que habló mientras nosotras preparábamos nuestro taller. Desde aquí un saludo para  Claudia, investigadora en la Oficina de Aprendizaje en Línea y el Laboratorio de Medios del MIT donde trabaja para reinventar la educación. Nuestras compañeras la siguieron en streaming desde Madrid.

En TEDYou, sección en la que los participantes del público explican sus proyectos en unos 3 minutos, descubrimos algunas propuestas interesantes: “Proyecto Sherpa”, acompañamiento entre iguales en educación secundaria. “The Big Van Theory” Humor+Ciencia. El proyecto www.sangakoo.com que afirmaba que si bien “las matemáticas son un lugar oscuro, solo cuando se hace la oscuridad se pueden ver las estrellas”.

En cambio, otros proyectos nos parecieron algo superficiales o menos relevantes, aunque hay que tener en cuenta que los ponentes cuentan sus proyectos en un tiempo que va desde los 3 a los 15 minutos. En un formato que no da lugar a la formulación de preguntas, dudas, y que no favorece el debate y la contrareplica, así es difícil profundizar en algunas propuestas que no quedan claras. Ted es más bien un formato para la escucha y la reflexión y el curioseo de propuestas a posteriori. Un gran escaparate, que no debemos olvidar que trata de compatibilizar las necesidades de los asistentes con las de los visitantes de la web que siguen el evento en streaming o lo harán más adelante a través de YouTube. Es esta espectacularidad y brevedad lo que convierte a TED en un modelo fácilmente consumible a través de Internet, así aumenta su repercusión y difusión entre el público no asistente.

IMG-20150122-WA0033No obstante, desde Pedagogías Invisibles, tan preocupados por los nuevos formatos participativos, no podíamos evitar pasar por alto la oportunidad de transformar y enriquecer este espacio de encuentro entre los profesionales de la educación. Desde la organización del evento, introduciendo elementos disruptivos como la zanahoria que hemos comentado, o transponiendo los usos de los espacios públicos como los baños (donde se podían escuchar las voces de alumnos de secundaria y sus críticas hacia su situación educativa) y los ascensores (con frases que incitaban a la reflexión), o los photocall de Scrabble Humano; también nosotras mismas, como Pedagogías Invisibles desde nuestras acciones-taller, pusimos nuestro granito de arena para hacer del evento TED “otra cosa”.

En ese hacer “otra cosa” se ofertó a los asistentes la oportunidad de participar en algún taller durante el descanso del almuerzo, como un lugar híbrido para descansar, compartir y descubrir. Los talleres que se ofrecieron, fueron: Hybrid Play, Robotox, Bordado Pedagógico, Gamificación, The Cross Border Project, Design for Change, The Big Van Theory, Castellers, entre los que se encontraba Pedagogías Invisibles: habitando espacios, creemos que supusieron la mejor alternativa para experimentar ese “cambio posible” del que se venía hablando en las ponencias y, a juzgar por los comentarios de los asistentes, uno de los momentos de mayor disfrute de la jornada.

En nuestro taller comenzamos transformando el espacio. El lugar destinado a realizarlo fue una zona de tránsito entre las puertas del auditorio y los ascensores. Fue complicado montar la escenografía necesaria para comenzar el taller, pero con ayuda de Pedro y Vanessa (voluntarios TED) pudimos apilar sillas y tender las imágenes que necesitábamos para explicar qué eran las pedagogías invisibles. Mezclando teoría con ejemplos prácticos pudimos transmitir la manera en la que la estética, las actitudes, el uso de la palabra y, sobre todo, los espacios, actúan sobre nuestra manera de percibir y aprender. Utilizando elementos plásticos, en este caso unos espejos de salón de belleza, comenzamos a cambiar nuestra percepción del espacio del taller y fuimos generando conciencia de grupo entre los participantes. A continuación, mostramos varios ejemplos de proyectos que hemos realizado en diferentes contextos. Todos ellos con un objetivo común: habitar el espacio. Fue ahí donde propusimos transformar el propio espacio del taller para habitarlo y sentirnos parte de él, y así poder estar “felices” compartiendo nuestro almuerzo. TED 2015 4El hambre y las ganas de sentarnos no ayudaron mucho a finalizar la idea inicial de crear una gran carpa, a modo de jaima, donde cobijarnos. Pero sí pudimos desarrollar la última fase del taller: reflexionar a través del análisis y la acción para activar el mecanismo de conciencia que nos lleva a detectar, analizar y transformar nuestra realidad educativa.

Así, entre zanahorias, castillos en el aire, letras que bailan, espejos que revelan lo invisible, más ganas de participación y la convicción de que la educación puede transformarse en una experiencia que provoque felicidad, nos volvimos con la maleta llena de nuevas ideas.

 

Equipo de Pedagogías Invisibles para TEDxBarcelona: Ana Cebrián y Lucía Sánchez

(1) “Unas veces se gana y otras… SE APRENDE” Boris Mir

 

2 Comentarios

  1. bmir dice:

    Muchas gracias por las valoraciones, en mi nombre y en el del Institut-Escola Les Vinyes.
    Y adelante con la maleta llena de nuevas ideas! 🙂
    Un abrazo,
    Boris

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: