¿Para qué sirve la Música de la ESO?

AulaMúsica IES SantiagoRusiñol¿Para qué sirve la Música de la ESO? ¿Tenemos clara nuestra función docente? ¿Cómo contribuye nuestro área a la formación de un adolescente del siglo XXI?

En el taller Reflexiones metodológicas para el Aula de Música del s.XXI (Salamanca, 17 y 18 abril 2014) hablamos sobre los cambios curriculares que ha tenido Música en las últimas leyes educativas y sobre las repercusiones que estos cambios han tenido en nuestra materia. Detectamos cómo la formación inicial del profesorado ahora en activo, la naturaleza del temario de oposiciones de Música de Secundaria y las propuestas que ofrecen las diferentes editoriales ha generado una inercia difícil de desarmar.

Existe una enorme resistencia por parte del profesorado a analizar críticamente los contenidos y el formato que damos a nuestros actos pedagógicos. Con las posibilidades sonoras que ofrecen los dispositivos móviles, ¿qué sentido tiene el uso de la flauta dulce en un aula de secundaria? ¿Cuántos conocimientos de historia de la música necesita un adolescente para disfrutar o interpretar una obra de arte musical? ¿Qué nivel de lectroescritura musical es imprescindible para componer música?

La Música de Secundaria sirve para analizar el mundo sonoro que nos rodea, ofrece una experiencia pedagógica que es mezcla de sensibilidad estética, competencias musicales y creatividad. Para que la Música contribuya a desarrollar la percepción, la expresión emocional, ayude a desarrollar en los estudiantes una actitud abierta, crítica y reflexiva, e intervenga activamente en su formación emocional e intelectual tenemos que introducir en el aula nuestro contexto sonoro.

Para ello, necesitamos repensar el currículo de Música en Secundaria, hacer una lectura desde el arte+educación para darle un impulso que busque generar “experiencias emocionales positivas” no sólo mediante la percepción y expresión emocional, sino también originando sentimientos que faciliten pensamiento. Necesitamos reducir contenidos relacionados con la competencia musicológica, desarrollar nuestras capacidades competenciales (las nuestras y las de nuestros estudiantes) mediante el trabajando en equipo y proyectos interdisciplinales. Diseñar estrategias metodológicas en las que se contemplen, se atienda y eduquen las emociones, unos de los ejes fundamentales del arte+educación.

Para empezar a introducir estos cambios en el aula necesitamos repensar la educación, acercarnos a ella desde otros posicionamientos, para no seguir ahondando la grieta que existe entre la Música de Secundaria y la música como manifestación y producto cultural del siglo XXI.

Noemí López y Lucía Sánchez

2 Comentarios

  1. Enhorabuena, Noemí, por el curso y la iniciativa de poner todos estos temas sobre la mesa y ayudarnos a verlos con otros ojos. “Repensar” nuestro papel dentro de la educación es un camino difícil, y a veces solitario. El hecho de compartir nuestras vivencias, nuestras dudas, los logros y los fracasos, nos ayudan y nos tienden la mano, sabiendo que a pesar de sentirnos algo desorientados, no estamos solos. ¡Qué grande aprender con y de los demás!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: